Explora la exposición

ANTERIOR

PANEL 03

SIGUIENTE

HISTORIA DE LA FABRICACIÓN DEL VIDRIO: UN DESCUBRIMIENTO CASUAL

Aunque no se sabe con exactitud cuándo fue fabricado por primera vez, las primeras cuentas de vidrio han sido datadas en Mesopotamia alrededor del año 3000 a. C. Según cuenta Plinio el Viejo en su Historia Natural, mercaderes de natrón (carbonato sódico natural) descubrieron el vidrio en Siria por casualidad. Un día, en la ruta que realizaban hacia Egipto, utilizaron el natrón para apoyar las ollas sobre las fogatas hechas para cocinar. Al día siguiente, comprobaron que el natrón se había fundido y, en contacto con la arena de la playa, se había convertido en un material brillante y duro.
Eran los primeros vidrios.

Los primeros objetos de vidrio fabricados aparecieron en Egipto alrededor del año 2000 a. C. Los egipcios crearon objetos huecos usando la técnica del «núcleo de arena». Introducían en el vidrio fundido bolsitas de arena como molde para fabricar ungüentarios, ánforas y objetos de lujo y uso decorativo. Tras el enfriamiento, quitaban la arena.

Los fenicios superaron a los egipcios en perfección y fama al obtener por primera vez vidrio transparente e incoloro con las arenas finas de su famoso río Belo.

VIDRIOS NATURALES

La gran mayoría de los vidrios son fabricados industrialmente. La principal materia prima utilizada son las arenas silíceas, feldespatos y calizas, muy abundantes en la corteza terrestre.

Sin embargo, existen vidrios naturales, como las obsidianas, llamadas también vidrio volcánico, producidas por el enfriamiento brusco de la lava; las fulguritas, resultado de la caída de un rayo en la arena; o las tectitas, producidas por ondas de choque de meteoritos, como el que originó la extinción de los dinosaurios.

ANTERIOR
SIGUIENTE
PANELES
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20